¡ Sigue vía email !

Bienvenid@s!

Gracias por visitar, Espero que os guste y que lo sigais :)
Porfavor dejar comentarios con vuestra opinión, es muy importante ya sean buenos o malos ^^
Muchas Gracias!



Elizabeth Taylor

Elizabeth Taylor
Siempre estarás en nuestros corazones.

Me! :)

Me! :)
M'Jackson. Con la tecnología de Blogger.
domingo, 23 de enero de 2011

Capítulo 44 // Peter, Peter Pan. //


¡ Sorpresa ! Un caballo en el medio del establo con un lazo de color azul rodeándole el cuello con otra nota pegada en el nudo del lazo.
Era de color bayo, no muy oscuro, en las extremidades traseras tenía como dos calcetines blancos pintados, una cola negra azabache como sus crines que le iban cayendo hasta la paleta. Era precioso, por su estructura estaba claro que era un PRE.
Lo acaricié y deje apoyada mi mano en su grupa mientras en la otra cogí la nota y la leí.

Se que te encantan, espero que te guste.
Ya sabes, hay que ponerle un nombre!
Seguro que le pones uno precioso,
    Te Quiero 

Dios mío, Michael me había regalado un caballo! Siempre había querido tener uno pero carecia de sitio. Qué bien, le quite el lazo del cuello y lo saqué al prado para que cogiera confianza y se adaptara a su nuevo hogar.
Primero estuvo un poco distante conmigo, era normal. Estaba en un ambiente nuevo pero no le duró mucho esa inseguridad. Le encantaba que le acariciara la frente, mientras pensaba un nombre. Qué podría ponerle? Ese caballo necesitaba un nombre especial, era un regalo de Michael así que me fui al vallado a sentarme mientras él comía hierba del prado. Quería salir del tópico de los nombres de caballo, él era único y muy especial asi que necesitaba su nombre acorde con eso.
Lo observava detenidamente mientras pensaba y pensaba. Dejó de comer hierba y se puso a hacer cabriolas, corriendo y agitando su fuerte cuello haciendo que sus crines parecieran matas de hierba que se movian por el viento. Parecía que volase, cómo todo caballo cuando galopa hay un momento que quedan las cuatro extremidades en el aire, él también lo hacía pero de una forma muy única. Esa fue la clave de su nombre.
- Peter, Peter Pan...- dije asintiendo lentamente con la cabeza mientras lo miraba.
Se le veía muy feliz, era un potro de unos dos años y poco más seguro, su forma de actuar tan vivaz y tan juguetona.
Me encantaba, no quería dejar de estar con él menos de un minuto. Aunque por una parte, me sentía un poco mal. Michael me había regalado el caballo, no es un regalo muy típico, es caro y se necesita un sitio. Y yo? No le había comprado nada, pero tampoco podía gastarme una fortuna, ojalá.
Tenía que ir a comprarle algo a él y a mi familia, pero no quería irme del lado de Peter.
Ya está, después de comer iba a por las cosas. Bajé del vallado y fui dentro al establo para coger un poco de heno, así que me cogiera más confianza.
Aparté una tela que cubría las balas de heno y oí el paso de Peter acercándose. Y así era, me giré y se detuvo, agachaba la cabeza y me miraba, era muy curioso, ya teníamos algo en común.
- Quieres Peter?- dije ofreciéndole un puñado de heno.

Al extender mi brazo hacía él ofreciéndole el heno, levanto rápidamente un poco el cuello y vino hacia mí , parecía bastante seguro. Entre nosotros ya había una especie de conexión especial, cómo si ya nos conociéramos.
Cogió el heno y le acaricié la frente.
Destiny y Butterflyes estaban atentos mirando a Peter, él se acercaba y les hacía carantoñas.
Se abrío la puerta del establo, venía Carol.



 
viernes, 21 de enero de 2011

Capítulo 43 // Misterious Times //


Una pequeña luz, como la de un farol. No estaría a más de veinte metros del rancho, que extraño ¿ Quién sería ?
Siempre actuando mi gran problema, la curiosidad, no podía evitar darle vueltas de qué podría ser.
De vez en cuando perdía intensidad y se volvía casi imperceptible para la vista. 
Tenía un poco de enojo sobre aquella luz, se que muchos paparazzis iban cerca del rancho a tomar fotografías sin permiso de Michael.
No pude resistirme y fui a ver qué podría ser. Abrí el armario cuidadosamente intentando hacer el más mínimo ruido y cogí la primera chaqueta que vi.
Abrí lentamente la puerta de mi habitación y me asomé a derecha e izquierda para asegurarme de que no había nadie, entorné y vi que David tenía la puerta abierta así que me puse a andar de puntillas.
Fui por el pasillo, bajé las escaleras y me dirigí hacía la entrada.
Pasé lentamente por al puerta del pasillo pero alguien me cogió por detrás y tapó mi boca con su mano. Incapaz de gritar, me giré asustada y vi a Adam con una sonrisa de oreja a oreja...
- ¿ Qué no tienes sueño?- preguntó irónicamente.
- Creo que ya no podre dormir gracias a ti.- dije enojada mientras me ponía otra vez en marcha.
- Haha, dónde ibas señorita?- me cogió rápidamente del brazo.
- Complejo de detective Adam? - forcejee mi mano para intentar soltarme, pero Adam me cogía cada vez más fuerte.
- No te interesa lo que haya fuera de aquí...- me miró desafiadamente frunciendo el ceño.
Solo veía su cara y notaba la presión que ejercía en mi brazo, estaba asustada, no sabía el porqué de su comportamiento.
- Ve a dormir, yo iré a ver que pasa...- me soltó y se dirigió hacia la puerta.
Me quede parada y giré mi cabeza hacía Adam, observandolo entero ¿ Qué le pasaba conmigo ?
Su comportamiento conmigo era como si le molestase...
Intente pasar página nueva y ir a dormir tranquila.
Subí al piso de arriba, mientras abría lentamente mi puerta alguien me tocó el hombro.
- Adam!- grité enfurecida.
- ¿ Qué pasa?.. 
Preguntó David asustado. Había metido la pata...
- Eh, nada tranquilo...Sólo que he ido al baño.- dije disimuladamente mientras asentía con la cabeza.
- Ven.- me cogió del brazo delicadamente y me llevó a su habitación, cerró la puerta y me pidió que me sentase a su lado en la cama.
- Dime.- me senté.
- Verás, ya te lo he dicho que Michael me ha dicho que le gusta como toco...- empezó a frotarse las manos nerviosamente y prosiguió.- Bueno, mañana me voi con él a su estudio. Ha echo una pequeña estrofa de una canción y quiere que le improvise un ritmo.- suspiró.-estoy muy nervioso- sonrió cogiendo aire entre dientes.
- Eres muy bueno David, tranquilo te saldra genial.- puse mi mano en su pierna y acto seguido el me abrazó.
- Gracias por ayudarme.- se separó un poco de mi y me dió un beso en la mejilla.
Nos quedamos mirándonos con una sonrisa, David frunció el ceño confundido.
- Te ha pasado algo con Adam?- preguntó con una sonrisita con un poco de burla.
Se lo iba a contar, tenía confianza con él y quería saber si el comportamiento de Adam sobre David era el mismo que con el mío.
- Te lo cuento?
- Venga.- canvió de postura y se sentó como un indio, con las piernas cruzadas.
- No sé la verdad qué le pasa conmigo, el otro día me hizo quedar mal delante de Michael. Me miente y ahora que me iba...al...- puse un pequeño silencio.- Bueno me iba al patio.- me cortó.
- A qué?- preguntó confundido.
- Sabes que mi habitación da al prado y allí fuera había una especie de farol que hacía luz pero se desvanecia, no te parece extraño?
- Mucho. ¿ Quién iría ahora por aquí ?
- Eso mismo me he preguntado.- contesté asintiendo.- Y casi en la puerta me ha aparecido por detrás tapandome la boca con sus manazas.- sonreí con cara de sorprendida.
- Madre mía...- dijo riendo.- No es muy...normal?
- Creo que no, y bueno eso.
- A mí sinceramente me echa a la cara todo lo que hago.- levantó  ligeramente las cejas mientras apartó la mirada.
- Cómo qué?
- Siempre que me ve en el establo me dice cosas cómo : Estás trabajando no de vacaciones... Cosas así.
- Pues vaya...- prosiguió.
- Yo no le digo nada de su trabajo, es más, que no me interesa.- dijo riendo.
- Ya. Es tonto.- asentí lentamente mientras me reía.
- Haha, no sé de que va eh.
- Ni yo...ni yo...- reí.- Bueno te dejo que mañana madrugas y quiero que estés perfecto para dejar a Michael sorprendido eh.- dije mientras le frotraba el brazo.- Buenas noches.- le di un beso en la mejilla.
- Igualmente.- se levantó y abrió la cama para acostarse.
Cerré su puerta lentamente y me fui a la mía. Dejé la chaqueta encima de una silla, abrí la cama y me acosté. Me quedé mirando el techo pensando en lo ocurrido. Que fuerte no sé por qué Adam estaba así conmigo. Pero la verdad no me hace falta para nada así que si quiere ir a malas, lo conseguirá. Cerré los ojos y me dormí.


Sonó el despertador de mi móvil, estiré mi brazó hacía la mesita de noche palpando todo lo que había encima intentando encontrar el móvil. Pero noté una especie de hoja, abrí un ojo mirando que sería y la cogí, en ella estaba escrito esto :

Buenos días cariño,
Estaré en el estudio preparando cosas, volveré por la noche. Pásate por los establos,
No te olvides.
Te llamaré después de comer, vale?
Te quiero,
                                       Michael.

Me quede alucinada, sinceramente. La releí infinitas veces y cada vez era más especial. Si me hubiera estado viendo contra un espejo hubiera visto mi risita tonta, como una adolescente enamorada.
Guardé la nota minuiciosamente en el cajón intentando que no le pasara ni el más mínimo daño.
Estaba ansiosa para que llegase el mediodía y que Michael me llamara.
Ojalá hubiese tenido esa nota todos los días que tenía que madrugar para ir al instituto, me alegró el día por completo.

Me senté en el borde de la cama y me estiré todo lo que pude. Miré el reloj eran las nueve de la mañana. Para hoy tenía planeado ir al establo cómo me dijo Michael y cuando lo terminara ir a comprarle unos regalos a mi familia y mandarselos. Así que me puse en marcha, me vestí, cogí mi reproductor de música y me fui a los establos.
En la puerta del establo había otra nota.

Espero que te guste,
Feliz Navidad
Te Quiero cariño, 
                                Michael. 

La cogí y me quedé un poco confundida...¿ Qué me tendría que gustar ?
Michael como siempre tan misterioso.
Entré al establo y...







miércoles, 5 de enero de 2011

Capítulo 42 // Don't Hide Our Love //


Me acerqué lentamente, cada paso que daba mi mente pensaba que era una locura más y más grande pero al final llegué a estar delante de él, a menos de dos palmos.
Su mirada estaba llena de pasión, noté como subía sus manos lentamente por mi cintura, pasando por los brazos con los que rodeé su cuello, hasta finalmente llegar a mi rostro.
Noté un poco de inseguridad en el momento, giré lentamente hacía un lado mi cabeza y Michael acerco sus labios con los míos. Al hacer contacto con sus delicados y fríos labios, una sensación recorrió mi cuerpo de pies a cabeza. En ese momento tenía la mente y el tiempo muy bloqueados, estaba como si él y yo estuviéramos solos en este mundo. Michael besaba frenéticamente, no como las otras veces, ni menos parecido. Bajó sus manos hacía mi cintura y me pegó contra él. Fue el beso mas intenso que había tenido.
- Te quiero, te quiero.- susurró a mi oído.
Michael me alzó y me llevó todo el camino entre sus brazos. Llegamos al porche, me soltó lentamente, me dio un pequeño beso y sacó la llave de su bolsillo.
No sabía donde quería ir, sólo le seguí.
- Vamos al salón?- cerró la puerta.
- Vale.
Me cogió de la cintura y fuimos al salón. Michael puso el fuego en marcha y mientras me senté en el sofa.
- Oye, te apetece una taza de chocolate caliente?- preguntó mientras ponía troncos al fuego.
- Sí, voy a hacerlos yo.- me tocó el hombro.
- No, no tranquila ya voy yo.
Asentí y David entró y se sentó a mi lado.
- Estás mejor?
- Sí, gracias.- lo abracé.
- David! Quieres?- preguntó Michael enseñando el chocolate.
David levantó el pulgar asintiendo.
- Ay! A qué no sabes qué?- preguntó eufórico.
- Mm...no, supongo.
- Michael me ha oído tocar y dice que tocó muy bien posiblemente me ayude a hacer música.- dijo con una sonrisa de oreja a oreja.
- Oh! Qué bien! Me alegro.- lo abracé.
- Haha sí.
Michael vino con las tazas de chocolate.
- Tener.
- Gracias!- agradecimos los dos.
Estuvimos sentados en los asientos al rededor del fuego averiguando un poco más de cómo era Michael.
- Nos encanta tu música...- dijo David con una sonrisa tímida.
- Haha, gracias.- miró el reloj.- Vaya, mañana tengo que madrugar, lo siento chicos tengo que ir a dormir.
- Claro.
Le dió el último sorbo y se fue a la habitación. Me giré hacía David, estaba concentrado mirándo el fuego, dió un sorbo y no pude evitar reirme...
- Haha!
- Qué pasa?- preguntó riendo.
- Desde cuando te dejas bigote? Haha.
- Eh...Ah! Haha, pero que mala eres!- me dió con un cojín.
- Hey! Eso no vale!- me sacó la lengua.
- Ah si?...-cogí un cojín y le di.
- Mala! Haha.
Así pasamos un buen tiempo divirtiendonos, como dos niños.
Neverland tenía un aura especial, no era sólo una mansión enorme con riquezas de todo tipo...no.
Era ni más ni menos que un sueño, el sueño de todo niño, sólo diversión nada de preocupaciones.
Nos fuimos cada uno a nuestra habitación a descansar.
Me acosté en la cama e intenté conciliar el sueño mirando por el ventanal pero, aquello me tenía en alerta...




 


Twitter!

¿ Algo que decir ?

Aquí puedes dejar tu opinión, queja, felicitacion... Lo qué quieras. Hay un máximo de 500 carácteres así que puedes ponerlo todo en un mismo mensaje y ya sabes tus datos a la parte de abajo :)
Gracias!

Seguidores ♥

Calendario :)

Últimos Visitantes

http://sites.google.com/site/pczeros/Home/ultimos-visitantes-pcz.xml

Gracias por la visita!

ir arriba