¡ Sigue vía email !

Bienvenid@s!

Gracias por visitar, Espero que os guste y que lo sigais :)
Porfavor dejar comentarios con vuestra opinión, es muy importante ya sean buenos o malos ^^
Muchas Gracias!



Elizabeth Taylor

Elizabeth Taylor
Siempre estarás en nuestros corazones.

Me! :)

Me! :)
M'Jackson. Con la tecnología de Blogger.
jueves, 28 de abril de 2011

// Jackson's Family // Segunda Temporada*



Estaba muy nerviosa, tenía en mente demasiadas preocupaciones. ¿ Cómo me verían ?¿ Les caería bien ?...Infinidad de preguntas acechaban mi pensamiento y hacia imposible que me relajara, observé a Janet, estaba apoyada sobre la ventanilla. Michael estaba mirándola con una sonrisa en su rostro. Mientras yo me frotaba las manos nerviosamente y rodando mi pequeño anillo en el dedo.
- Mira como nieva.- señaló Janet por la ventana.
- Oh! Me encanta.- Michael fue a asomarse.
Me quedé mirando la nieve como caía por la ventana que tenía la parte trasera de la limusina. Michael se sentó a mi lado y me rodeó el cuello con su brazo acercándome a él.
- Ocurre algo?- preguntó, me abracé a él.
- Tienes que ir a Nueva York preciso?- pregunté con cara de niña buena.
- Tengo que presentar unas maquetas.- contestó frotándome el brazo.
- Ya.- sonreí disimuladamente.
- Esos dos meses que estés fuera yo también lo estaré, así me quito trabajo de encima.
- Ah, pues mucho mejor.- lo abracé.
- Claro. Cuando volvamos tendremos todo el tiempo del mundo.- me besó.
Se me hizo largo el trayecto, estaba bastante lejos la verdad.
Al fin llegamos a una casa de madera, de dos plantas, oscura y con muy pocas ventanas.
Tiré a levantarme para bajar pero Michael puso mi mano en mi pierna de modo para que me esperase.
Me asomé por la ventana y vi al conductor abrir la verja que daba a un pequeño jardín de la casa, luego vino y nos abrió la puerta.
Michael me pidió que pasase, bajamos los tres y vimos a una niña por la acera corriendo hacia nosotros.
- Michael!- exclamó la niña y Michael le contestó cogiéndola muy dulcemente.
Venían una mujer y un hombre, supuse que eran sus padres.
- Oh dios mío...- dijo la mujer cubriéndose la boca con las manos.
- Te quiero mucho Michael.- dijo aquella niña aferrándose a su cuello.
- Y yo a ti.- le contestó dándole un beso en la frente.
Estaba impresionada del efecto que causaba Michael en la calle. No sabría cómo describir esos momentos.
- No hagáis caso de la prensa ni de Vannesa.- dijo el hombre.
Michael se quedó callado, el conductor cogió rodeándonos a Janet y a mí y nos dijo que entrásemos en el patio.
Michael bajó la niña al suelo y se despidió. Lo esperé en la entrada para irme con él, me cogió de la mano y fuimos a la puerta principal dónde había una señora de piel oscura, pelo negro, corto y peinado, una sonrisa como la de Michael, eran idénticas.
- Hola.- saludó dulcemente y hizo ademán para que pasásemos.
Entré detrás de Michael pero la madre de me paró.
- Qué mona. Te llamas Miriam, verdad?- me dio un abrazo.
- Gracias, sí. Tú Katherine?
- Llámame Kathy.- sonrió.
Qué maja era, se le veía muy buena persona. No tanto como a Joseph, el padre.
Estaba sentado en un pequeño sillón de cuero marrón en el que apenas se inmutó en levantarse para saludarnos.
- Hola Joseph.- saludó Janet.
- Hola.- contestó con voz grave.
Me acerqué para presentarme.
- Soy Miriam.- le estreché la mano.- Encantada.
- Joseph Jackson. Igualmente.
Katherine nos llamó para comer. Hizo una especie de carne buenísima, cocinaba de maravilla.
- Habéis comido bien?- dijo levantándose.
- Sabes que sí mamá.- contestó Janet con una sonrisita.
- Estaba buenísimo Kathy.- me levanté para recoger los platos.
- Gracias cielo.
- Siéntate mamá ya los quitamos nosotros.- dijo Michael dándole un suave toque en el brazo.
Michael, Janet y yo recogimos los platos. Nos fuimos a dejarlos en la cocina, era bastante grande, de color crema, con una barra en su centro con unos cuantos taburetes, tenía muchos armarios de una madera clara como si fuera de arce decorada en los extremos con unas flores muy campestres, todo un lujo para la vista.
Dejamos los platos en el fregadero.
- Que cocina tan bonita.- contemplándola.
- Verdad? Mi madre tiene muy buen gusto.- se acercó cogiéndome de la cintura y acercándome a él.
Entró Janet con los últimos platos en mano, los dos nos giramos descaradamente.
- Tranquilos os dejo hacer..."manitas".- reía levemente mientras hacía el gesto entre comillas con sus dedos.
- Haha, no hacíamos manitas Janet.- contestó Michael sonrojado.
- Tranquilo, tranquilo...haré como que no vi nada.- rió.
- Eres mala Janet.- Michael puso sus manos en la cintura mientras la miraba con una sonrisa tímida.
Janet rió y se fue al comedor, Michael se quedo mirando cómo se iba.
- No tiene remedio...- dijo mientras negaba con la cabeza.
Me reí y lo abracé, nos fuimos al comedor. El comedor era también campestre, una pared blanca con unos muebles claros y decorados hasta arriba de fotografías, trofeos y detalles.
- Vannesa te acompaña verdad?- preguntó Joseph con aquella voz de cascarrabias.
- No lo sé. Antes he hablado con Janet y prefiero que me acompañe ella.
- Michael ella es la hija del productor.
Frunció el ceño dando a conocer aquella...mala uva, cómo a mi me gustaba llamarlo.
- Lo sé. Pero sabes que rompimos...- le cortó.
- Quieres seguir con la música? Pues deberás ir con ella.- me miró.
Me dejó perpleja aquel comentario. Dudaba en la relación, bueno más bien ya ex-relación de Michael y Vannesa, era por beneficio mutuo? O era amor de verdad?
- Su padre te tiene ahí por el contrato o si no sabes que ya no estarías ahí...- alzó las cejas y Michael asintió y miró al suelo.
Janet un tanto enojada.
Joseph le echó una mirada bastante asesina pero menos mal que apareció Kathy.
- Galletas?- nos ofreció.
- No te preocupes Joseph, yo lo acompañaré.- me guiñó un ojo.
- Vale.- contestó no muy convencido.
Vi como Michael suspiró entre dientes y miró a Janet intentando contener su preciosa sonrisa.
- Quieres?- preguntó Kathy ofreciéndome las galletas.
- Claro, gracias.
Kathy dejó el plato en una pequeña mesa y se sentó.
- Qué bonito ser veterinaria, está muy bien cuidar los animales.
- Sí.
- Mira, gracias a eso os habéis conocido.- sonrió.
- Bueno más bien gracias a Butterflyes.- añadió Michael.
- Haha, sí.
- Es una bonita historia para contársela a vuestros hijos.- dijo Kathy entre risas.
- Eh...sí.- me sonrojé al máximo.
- Oh! Qué mona.
Michael rió y me abrazó, menos mal que hizo eso necesitaba esconderme de alguna forma para que se me rebajarán los colores de cara.
- Te vas esta noche?- me preguntó Janet.
- Ah, sí. Estaré dos meses fuera.
- Que pena.- dijo entristecida.- Pero cuando volvamos quedaremos, eh.
- Claro que sí.- contesté entusiasmada.
- Me temo que será mejor que vayamos a casa.- añadió Michael.
- Ya queréis iros?- preguntó Kathy.
- Tengo que hacer la maleta y esta noche he quedado.- contesté.
- Oh! Claro. Qué tengas un buen viaje.- me abrazó.
- Muchas gracias Kathy, eres encantadora.
- Eres muy buena chica.- sonrió.
- Gracias por invitarnos a comer, encantada de conoceros.- me despedí.
Michael me cogió de la cintura y nos fuimos afuera, Janet se quedó allí. Me encantó haber comido en casa de los padres de Michael. Estaba nerviosa al principio pero son muy tratables, más Katherine qué Joseph. Él es muy frío, sólo parecía que expresara rabia y malicia, me temo que no le caía muy bien, para él sólo era una veterinaria.
Fue un pesado trayecto el de vuelta a casa, estaba lejos y yo ya estaba cansada.
Llegamos a Neverland.
- Baja.- Michael me ofreció su mano para bajar del coche.
- Gracias.
Michael se quedó mirándome, me miró de abajo a arriba mordiendo su labio inferior con esos dientes cómo perlas. Me puse un tanto nerviosa...¿Qué tramaría?
sábado, 9 de abril de 2011

Capítulo 50 // One and the Same //



La claredad de la mañana me hizo que despertara. Apreté los párpados fuertemente y me estiré todo lo que pude, me encogí rápidamente por qué pensé que Michael estaba al lado mío, pero vaya, me equivocaba.
Como siempre antes de levantarme me quedaba un rato mirando al techo y pensando, pero una pequeña nota encima de la mesita de Michael rompió mi mañanera rutina.

Siento no poder verte despertar a mi lado. Arréglate para mediodía.
Te quiero, Michael.

Me hubiera encantado verle dormido, pero me pregunté porqué me tendría que arreglar para mediodía? Siempre tan misterioso.
Eran las diez de la mañana, supuse que estaría por el rancho.
Bajé a hacerme el desayuno y en la barra de la cocina vi a David apoyado.
- Buenos días.- pase mi mano por su espalda.
- Hey, te ha comido el monstruo?- dijo riendo.
- Haha, he dormido con Michael...- levanté ligeramente las cejas.
- A saber...Haha.- insinuó.
- Mal pensado.- le di un pequeño empujón.- Has desayunado?
- Iba a hacérmelo ahora...pero me ha entrado sueño.- rió.
- Pero que vago, haha.- abrí el armario.- Un vaso de leche?
- Vale.
Hice los vasos de leche y estuvimos hablando allí apoyados en la barra, al rato entró Michael hablando por teléfono no muy convencido.
- Bueno...cuando te venga bien, sí. Adiós.- guardó su teléfono y suspiro.- Hola chicos.- sonrió.
- Hey Michael.- David se levantó.- Quería hablar contigo sobre...- se fueron alejando hacía el pasillo.
Yo me quedé allí removiendo con la cuchara el sorbo que me quedaba en la taza, mientras pensaba en qué ponerme para ir con Michael a sus misterios. Pero una voz femenina hizo que volviera a la realidad.
- ¿Michael? Oh, perdona...- sonrió y se fue por el pasillo.
Juraría que vi a la hermana de Michael, Janet. Era ella estaba segura, una piel chocolate, un pelo castaño oscuro corto y el mismo rostro que él.
Intenté salir del shock y fui hacía el pasillo por dónde ella se había ido.
- Buscas a Michael?- pregunté intentando reconocerla.
- Sí.- se giro y se quedo mirándome.- Eres su pareja, verdad? Mmm...¿Miriam?- asentí.
- ¿Janet?- sonreí nerviosamente.
- Así es.- me dio un abrazo.- Encantada.
- Igualmente.
Qué simpática, se parecía mucho a Michael tanto físicamente cómo forma de ser.
- Michael ha venido por aquí.- me siguió.
Supongo que fueron al salón y en efecto allí estaban hablando. Al llegar David se quedó con la misma cara que seguramente yo puse.
Michael se levantó y se puso a hablar con Janet.
- Pssst...- David me pidió que fuese.
- Dime.
- Es real?- preguntó levemente aún con cara de sorprendido.
- Sí.- sonreí.- Tranquilo...aún no me lo creo.
- Dios mío, qué guapa es...- dijo alucinado, le di varios golpecitos en el brazo insinuando.- Haha, más quisiera yo.- rió.
- Oye...Nos ha visto así.- reí.
- Llevamos unas pintas los dos con el pijama, haha.
Fui a cambiarme a mi habitación pero en el pasillo encontré sólo a Janet.
- Hola.- me saludó.- Gracias por decirme donde estaba mi hermano.
- De nada mujer.
- Me alegra que estés con mi hermano, eres muy agradable.- sonrió.
- Gracias.- agradecí sonrojada.
- Viene mucho Vanessa por aquí?
- Pues, creo que no...por que Michael lo dejó con ella...Por?
- Ah. Nada, nada.- contestó no muy convencida.- Tienes un momento?- asentí.
Me cogió de la muñeca y me llevó a la biblioteca, nos sentamos.
- Ocurre algo?- pregunté preocupada.
- Más o menos. Porque ella se irá seguramente a Nueva York con él.
- ¿Y eso?- pregunté confundida.
- Es su médico.
- ¿Cómo?
- Claro, Michael no te lo habrá dicho...- se tocó la cabeza nerviosamente.
- No, no me lo ha dicho.
- Qué bocazas soy...pero es que necesitas saberlo. Sabes que hará lo que sea por separaros.- dijo entristecida.
- Lo sé. Antes de ir con él ya me lo hacía.- crucé mis brazos malhumorada.
- ¿Sabes qué? Que esa arpía no se saldrá con la suya.- dijo mosqueada.
- Haremos lo que sea, haha.
- Ahí estamos.- rió.- Nos compinchamos.- me guiñó un ojo.
- Sí.- sonreí.- ¿Qué podemos hacer?
- Necesitamos un plan urgente. Así ella se va...- la interrumpí.
- Conoces a Adam, verdad? Él esta siempre con ella.
- Oh sí, otro más.- rió.- Y encima el bobo de mi hermanito le hace caso...
Estuvimos planeando que hacer para que Vanessa no fuera con Michael a Nueva York.
Hubieron planes de todo tipo algunos demasiado alocados, pero así estuvimos conociéndonos y echándonos unas buenas risas. Janet era muy simpática y divertida, me caía genial.
Dejamos los planes para más tarde porque Michael entró, fui a vestirme y quedé con Janet y él en la entrada para irnos.
Me puse una camisa blanca con unos vaqueros claros. Me reuní con ellos y subimos a un coche gris.
- ¿Dónde vamos?
- A casa mamá.- contestó Michael.
Perfecto, iba a conocer a los padres de Michael...










Twitter!

¿ Algo que decir ?

Aquí puedes dejar tu opinión, queja, felicitacion... Lo qué quieras. Hay un máximo de 500 carácteres así que puedes ponerlo todo en un mismo mensaje y ya sabes tus datos a la parte de abajo :)
Gracias!

Seguidores ♥

Calendario :)

Últimos Visitantes

http://sites.google.com/site/pczeros/Home/ultimos-visitantes-pcz.xml

Gracias por la visita!

ir arriba