¡ Sigue vía email !

Bienvenid@s!

Gracias por visitar, Espero que os guste y que lo sigais :)
Porfavor dejar comentarios con vuestra opinión, es muy importante ya sean buenos o malos ^^
Muchas Gracias!



Elizabeth Taylor

Elizabeth Taylor
Siempre estarás en nuestros corazones.

Me! :)

Me! :)
M'Jackson. Con la tecnología de Blogger.
sábado, 18 de diciembre de 2010

Capítulo 39 // Will You Be There? //


- Si ella ve las fotos que nos toman la prensa, las puede utilizar en mi contra en el juicio.
- A ver...No te entiendo.- dije un poco malhumorada.
No quería estar conmigo? Fue lo primero que se me pasó por la mente...
- Quieres decirme...que, no quieres que vayamos juntos?- pregunté.
- No,no. Eso no, quiero que estemos juntos claro que sí. Yo te quiero.- dijo cogiéndome las manos.
En ese momento juro que me hubiera echado al suelo a llorar y gritar de felicidad, pero debía contenerme esa emoción si no quería que Michael pensase que estaba un poco en el otro lado.
- Entonces tenemos que evitar a la prensa no?- pregunté con una sonrisa de oreja a oreja.
- Sí, iremos despacio hasta que pase el juicio, vale?- me dio un beso.
Oímos la puerta abrirse y vimos una silueta que iba entrando a la sala. Era Adam.
- Hey Mike!- saludo amistosamente.
- Hola! Cómo va todo?
- Muy bien, he venido a por la veterinaria.
- Ocurre algo?- pregunté.
- No tranquila, es para una pequeña revisión, solo eso.- contestó con una sonrisa apacible.- Vamos?
- Claro.- Michael me tocó el brazo.
- Estaré en el patio.- dijo dulcemente.
Le sonreí y me fui con Adam.
- Qué? Cómo lo habéis pasado?- preguntó.
- Muy bien, gracias por preguntar.
Adam asentía levemente la cabeza mientras hacía una risa extraña.
- El amor...el amor...
- Qué estás enamorado?- pregunté entre risas.
- Haha, no. Lo digo por ti.
- Por...mí?- pregunté confundida.
- Sí. Es lógica.- contestó muy seguro.
- No te entiendo.
- Michael es famoso, tú solo una veterinaria. No cuadra.
- Ya...Pero si me quiere es otra cosa.- dije riendo.
- Es lo que crees.
Vaya con Adam, no me parecía tan...tan Vannesa por así decirlo. Me recordó mucho a ella. Pero tampoco podía juzgarlo así porque sí, lo acababa de conocer porque en todo el tiempo que llevo en Neverland no he hablado con él.
Me estaba advirtiendo? O sólo quería que no estuviera con Michael? No sé...intentaré hablar más con él para saber por dónde quiere ir.
No quise seguirle la conversación, sonreí y le seguí.
Llegamos al establo.
- Ah! Mi loca preferida!- gritó David eufóricamente.
- Haha!- me eché encima de él.
- Qué ganas de verte! Mira que no llamarme...- dijo con carita de pena.
- Haha, he estado...liada,sí.- sonreí.
- Bueno me imagino que tienes que contarme muchas cosas eh.
- Claro, pero tengo que revisar los animales...- me cortó.
- Si? Lo he echo yo esta mañana.
- Ah...es que Adam...
- Se habrá confundido.- dijo sonriendo.
- Seguramente.
Me cogió la mano y fuimos a sentarnos dónde siempre, al poste del vallado.
- Cómo está tu amiga?
- Bien. Se hizo daño en la espalda pero fue leve.
- Ah que bien.- sonrió.- Que bien que Michael que haya acompañado.
- Sí...- sonreí disimuladamente.
Vaya, David no sabía que estaba con Michael. Debería decírselo? O esperar? La verdad David me gustaba y mucho...pero solo podía decidir o Michael o él... No quería hacerle daño a ninguno de los dos porque eran muy especiales, el único inconveniente lo tenía Michael, era famoso...
Aparté un poco la mirada de David y me giré hacía el porche de la casa, allí estaba Michael, con su sombrero cubriendole. Apoyado en la barandilla. Se giró hacia nosotros unos segundos y entró dentro de la casa.
- Ocurre algo?- preguntó David.
- No, estoy bien...
- Bueno...Te he dejado los apuntes de la academia encima de la cama...Voy a...- dijo señalando el establo.
- Ah, gracias...Si,sí. Luego nos vemos...
Lo había notado, me sentía cómo insegura con él. Noté que a Michael le pasaba algo, estaba segura. Se le notaba mucho aunque no queriese, así que no podía hacer nada más que ir a verle, necesitaba saber que le ocurría.
Lo busqué primero por su habitación, no estaba. Bajé al comedor, busqué por las habitaciones pero ni rastro de él. Así que decidí ir a la sala de piano, era el único sitio que no miré.
Me paré delante de la puerta, oía el piano sonar. Me sentí incapaz de entrar, que le decía? No sé si había sido buena idea pero de repente...
 

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Twitter!

¿ Algo que decir ?

Aquí puedes dejar tu opinión, queja, felicitacion... Lo qué quieras. Hay un máximo de 500 carácteres así que puedes ponerlo todo en un mismo mensaje y ya sabes tus datos a la parte de abajo :)
Gracias!

Seguidores ♥

Calendario :)

Últimos Visitantes

http://sites.google.com/site/pczeros/Home/ultimos-visitantes-pcz.xml

Gracias por la visita!

ir arriba